Los destinos de playa suelen estar siempre entre los más demandados para disfrutar de unos días de descanso y de baños en el agua, que son muy relajantes y permiten recargar la energía. Sin embargo, hay personas a las que no les terminan de convencer totalmente estos destinos porque ven el inconveniente de la arena. La alternativa son las piscinas naturales que hay en zonas costeras. Una opción igualmente válida para todos aquellos que busquen una experiencia diferente. Aquí te contamos tres de las principales que no puedes perderte, aunque sea una vez en la vida.

Alicante

En zonas de playa uno de los destinos por antonomasia es Alicante. Y aquí están Las Fuentes del Agar. Unas piscinas naturales que están muy cerca de Benidorm, ya que distan de esta localidad unos 15 kilómetros.

Estas piscinas naturales figuran entre las mejores de España, aunque a veces tienen el inconveniente de estar muy concurridas. No obstante, es una zona muy bien habilitada que permite disfrutar de un paisaje natural y de unas cascadas naturales impresionantes. Llamativas son las aguas azules turquesa de las piscinas.

Islas

Las Islas Canarias son otro de los destinos por excelencia a la hora de disfrutar de piscinas naturales. Aunque hay muchas opciones, nos vamos a quedar en esta ocasión con dos de ellas.

piscinas-naturales-playa
Una es Los Charcones, que se encuentra en Lanzarote y muy cerca de la zona de Playa Blanca. Su acceso es un poco complicado, pero merece la pena porque se disfruta de piscinas de diferentes formas, incluso con forma de bañera, y colores como el azul marino, verdes o turquesa. También la profundidad varía.

Y otra buena opción, pero en Tenerife, es el llamado Caletón de Garachico, que surge a raíz de una erupción volcánica en la isla. La lava formó este paraje singular en su camino hacia el mar. Es un enclave que se llena de agua limpia del mar y, al retirase, los huecos quedan llenos de agua en los que incluso se pueden ver peces que han quedado atrapados. Son aguas transparentes y frías que permiten bañarse mientras las olas se rompen a los lados.

0/5 (0 Reviews)