laberintos

España es uno de los mejores destinos para hacer turismo porque las posibilidades que ofrece son prácticamente infinitas: cultura popular, arquitectura, historia, gastronomía, playa, montaña, pueblos… se unen otros atractivos como, por ejemplo, los laberintos. Estos recintos verdes, habitualmente dentro de parques, parece que son más habituales de países extranjeros y de jardines tipo Versalles o ingleses. Sin embargo, en España, también los hay y son una buena opción para visitar, además, en cualquier época del año. ¿Dónde ir? Aquí te contamos algunas propuestas que puedes tener en cuenta.

Cantabria

La primera parada por esta ruta de laberintos la vamos a hacer en Cantabria. En esta autonomía se encuentra el Laberinto de Villapresente, que está considerado como el más grande de España, al menos, hasta el momento.

Como su nombre indica, este laberinto está situado en la localidad de Villapresente de la que toma nombre, en el municipio de Reocín. Entre sus atractivos destaca el hecho de ser un entramado de cipreses Leylandi sobre una superficie de 5.625 metros cuadrados.

Su interior no desmerece. Los datos oficiales apuntan a que se pueden recorrer más de cinco kilómetros de pasillos. Y eso, suponemos, si todo va bien a la primera porque su diseño se inspira en los laberintos ingleses de los siglos XVIII y XIX. Unos atractivos por los que se ha convertido en uno de los principales focos de atracción turística de esta comunidad autónoma.

laberintos

Murcia

En la comunidad murciana también nos encontramos con el Gran Laberinto de Tentegorra, que se localiza en Cartagena. En este caso, este laberinto ostenta el primer puesto como el vegetal más grande de España y uno de los mayores de todo el mundo.

Al igual que el anterior, este laberinto también se ha diseñado con cipreses Leylandi, que llegan a alcanzar una altitud de dos metros. Esto, evidentemente, contribuye a dificultar la visibilidad del recinto.

Este laberinto se caracteriza además por ser interactivo. El visitante dispone de 12 puertas que permiten configurar el recorrido según se desee. A esto se suma la posibilidad de los dos itinerarios que se ofrecen. Evidentemente, uno es más fácil y el otro es más complicado.

Pero aquí el reto no es solo salir del laberinto, sino que hay que llegar al mirador central. Desde él, se pueden ver las distintas espirales y el recorrido natural, así como vislumbrar las 12 puertas ocultas en las que hay una particularidad: cada una tiene un signo zodiacal.

Cataluña

En esta autonomía nos encontramos con el parque del Laberinto de Horta, que es un jardín que está situado en el distrito de Horta-Guinardó de Barcelona. Este jardín, considerado como el más antiguo de la ciudad, tiene numerosas obras de arte, sobre todo esculturas, aparte de haber estanques, cascadas, fuentes y un canal que recorre el recinto superior.

En este caso, el árbol es también ciprés, pero está recortado. Es un conjunto en el que se puede disfrutar de ambientes de diferentes estilos, comprendiendo desde el neoclásico hasta el romántico.

Madrid

La ruta, en esta ocasión, la vamos a cerrar en Madrid. Concretamente, en Alameda de Osuna donde se encuentra el Parque del Capricho, que está considerado como uno de los más bellos.

Es un laberinto hecho con laurel, que fue diseñado para el juego amoroso y los escondites. Sus principales impulsores fueron los Duques de Osuna, construyéndose entre 1787 y 1839.

A modo de curiosidad, cabe decir que es uno de los laberintos más desconocidos de España e, incluso de Madrid. Y esto comprende zonas concretas como el búnker de la Guerra Civil.

Son solo algunas opciones para pasar un buen rato o unas cuentas horas en función de lo hábil que se sea para encontrar la salida y superar el reto.

0/5 (0 Reviews)