Hermosos Pueblos Mágicos cerca de la CDMX inmersos en el bosque

487

A la hora de viajar hay de dos: eres de los que prefieren sol, playa y arena o prefieres los paisajes boscosos donde la belleza natural radica en impresionantes troncos de cientos de años, cuevas, cascadas y montañas de fondo. Así que, esta nota es para todos aquellos que se identifican con el segundo grupo y desean una aventura en contacto con la naturaleza: senderismo, ciclismo de montaña, camping, fogatas y más. Checa estos Pueblos Mágicos a unas pocas horas desde la CDMX que destacan por estar inmersos en el bosque.

Zacatlán de las Manzanas, Puebla – 1 hora 30 min. aprox.

Al borde de la Barranca de Los Jilgueros se encuentra Zacatlán, uno de los nueve Pueblos Mágicos de Puebla. Si algo caracteriza al lugar –además de su producción de manzanas y productos derivados– es estar siempre acompañado de neblina, pan relleno de queso ranchero recién horneado y monumentales relojes artesanales. Para sumergirte en sus paisajes boscosos, puedes visitar el Rancho Mayab, lleno de árboles de manzana; conocer la Cascada de Tulimán, un parque ecoturístico con un bosque de pinos y encinos de 92 hectáreas; o bien, hospedarte en alguna de las cabañas de Kali Tree, casas del árbol llenas de lujo y confort con hermosas vistas hacia el bosque.

FOTO: Eleni Mavrandoni EN SHUTTERSTOCK
FOTO: Natt_Ari EN SHUTTERSTOCK

Mineral del Chico, Hidalgo – 2 horas aprox.

En el estado de Hidalgo se encuentra este antiguo pueblo minero rodeado de exuberantes bosques de pino, encino y y oyamel, pertenecientes al Parque Nacional El Chico. Los amantes de las actividades en contacto con la naturaleza se llenarán de adrenalina y aventuras en este Pueblo Mágico de paisajes boscosos, pero también hay espacio para los que buscan un sitio en donde relajarse con una simple caminata, pesca deportiva o experiencias gastronómicas.

Algunos de las paradas imperdibles son: Mirador del Cuervo, desde donde podrás apreciar el pueblo y la sierra; El Contadero, un maravilloso laberinto de piedra; o Acacia Fine Dining, una propuesta gastronómica creativa al aire libre. Si buscas donde hospedarte, nuestra recomendación es Tiny Grin House, ideales para un fin de semana en pareja, con amigos o familia.

Mineral del Chico/ Foto: Shutterstock
Foto: Wikimedia

—————————————————————————————–

Tlaxco,Tlaxcala – 2 horas 30 min. – 3 horas aprox.

En la zona montañosa de Tlaxcala y con un clima semi frío, se encuentra Tlaxco, un Pueblo Mágico con encantadores paisajes donde predominan los bosques acompañados de quebradas, arroyos y pequeñas cascadas. Luego de un recorrido por el centro del pueblo, conocerás más sobre sus antiguas haciendas pulqueras, deliciosos quesos y artesanías de madera.

Pero si de experiencias en medio del bosque se trata, sus alrededores están llenos de atractivos naturales como: la Sierra de Tlaxco, tapizada de bonitos bosques de ocotes, pinos y encinos; la Peña del Rosario, rodeada de enigmáticas leyendas; la Peñuela, lugar ideal para practicar el senderismo; y la Cueva de los Murciélagos, un lugar de estudio para esta interesante especie.

Foto de Roberto Carlos Román Don en Unsplash
FOTO: LAFS EN SHUTTERSTOCK

Amealco de Bonfil – Querétaro – 2 horas 30 min. aprox.

Además de hermosas calles llenas de color, museos, las tradicionales muñecas artesanales y pan de pulque, Amealco de Bonfil en Querétaro es un Pueblo Mágico que nos regala encantadores paisajes boscosos. Para darte un respiro de aire puro, existen Rancho Calixto, La Palizada y Parque La Beata donde encontrarás áreas de camping e incluso glampling, perfectos para compartir en pareja o con familia.

Además de que en estos lugares podrás observar las estrellas a simple vista de una manera única, practicar senderismo, ciclismo de montaña o simplemente, tener un buen día de campo. Para hospedarte en este romántico y acogedor pueblito te recomendamos estas espectaculares cabañas con vistas al Cerro de la Cruz.

FOTO: Ciencia y Arte VED EN SHUTTERSTOCK

————————————————————————————

Malinalco, Estado de México – 1 hora 30 min. aprox.

Un Pueblo Mágico de vegetación exuberante y hermosos bosques de pino y encino es Malinalco en el Estado de México. La escapada perfecta al centro del país para todos los citadinos que buscan conectar con la naturaleza y espacio para aventuras de ecoturismo.

Además de su impresionante centro ceremonial mexica labrado en la roca del Cerro de los Ídolos, Malinalco ofrece rutas de senderismo hacia los Tepetates, los picos de unos cerros bajos al noreste del pueblo; la Cascada el Salto San Simón, para subir hasta la cresta del Cerro Coamilla. Si lo que quieres es sumergirte en el bosque pero sin perder la comodidad de tu casa, la recomendación es alojarte en Wander Cabins, un hermoso y muy acogedor proyecto de glamping a pocas horas de la CDMX.

FOTO: Liz Pichardo EN SHUTTERSTOCK
FOTO: @jaimenavarros

0/5 (0 Reviews)