La Costa Dorada es una de las costas más bonitas de España. Situada en la parte sur del litoral catalán, comprende todas aquellas localidades que van desde Cunit hasta la desembocadura del río Ebro.

Se caracteriza por el buen clima y por contar con playas que suelen ser de arena fina y de las que cubren poco durante un buen puñado de metros. Por eso se suele decir que son playas ideales para ir con niños. De las mejores a las que puedes ir te vamos a hablar a continuación, así que toma nota y disfruta de ellas con los más pequeños de la casa.

Playa de Cunit (Cunit)

En el primer municipio de la provincia de Tarragona entrando por la provincia de Barcelona, nos encontramos con Cunit. Hay que destacar que es un destino muy agradable para pasar unas vacaciones de desconexión, ya que no es el típico lugar repleto de hoteles al que acuden miles de personas todos los años para veranear. De hecho, lo que abunda son apartamentos de personas que viven cerca y que tienen su segunda residencia allí para disfrutarla durante buena parte del año.

Eso explica que el ambiente que se respira en la playa sea muy familiar, algo que de entrada ya es un punto a su favor. La playa es de arena fina y cuenta con servicios básicos como por ejemplo unas duchas que se reparten a lo largo y ancho de los distintos tramos de playa que hay separados por espigones. El agua tiene una temperatura buenísima (nada fría) y es de esas playas en las que puedes avanzar decenas de metros sin preocuparte por lo que llega a cubrir el agua, lo que hace que sea perfecta para niños.

Playa del Regueral (Cambrils)

Es la playa más importante de Cambrils, una localidad que a mí personalmente me tiene enamorado por el ambiente que se vive allí durante buena parte del año. La culpa la tiene su bonito paseo marítimo y las calles interiores, ya que no te cansas de ver tiendas y restaurantes que hacen que el paseo sea más ameno.

La playa en cuestión está situada en el corazón de Cambrils, delimitada por el puerto de la ciudad y el primer espigón. Puedes tomar el sol y bañarte en familia sin problemas para colocar la toalla, ya que a pesar de ser una localidad muy concurrida siempre hay espacio en sus más de 1.300 metros de longitud.

A lo largo y ancho de su extensión podemos encontrar duchas, aseos y chiringuitos en los que refrescarse. Además, también es posible alquilar tumbonas y parasoles para relajarse esquivando los rayos del sol. Y lo mejor de todo para los niños: un castillo hinchable flotante de gran tamaño para que se lo pasen en grande. ¿Su precio? 15 euros por 50 minutos. Puedes obtener más información aquí.

Playa Larga (Salou)

Aunque se llama Playa Larga, podríamos decir que no es ni mucho menos la playa más larga de la Costa Dorada. Sin ir más lejos, la del Regueral de Cambrils tiene una longitud de más del doble de metros. En total, este arenal de Salou tiene 600 metros y está ubicada en un entorno fantástico, rodeada de un bosque de pinos que hace que te sientas lejos de la ciudad a pesar de estar a solo 5 minutos del centro.

Sus aguas cristalinas son un gran reclamo para los turistas. Los más pequeños pueden disfrutar de numerosas actividades en el agua porque cubre muy poco durante un buen puñado de metros.

Al ser una playa muy concurrida durante los meses de verano y contar con poco espacio de amplitud, es probable que si llegas tarde te cueste mucho encontrar un hueco en el que colocar la toalla. Por ello, y porque al ir con niños siempre se recomienda madrugar lo máximo posible, no está de más llegar allí alrededor de las 9.

En lo que a servicios e instalaciones se refiere, se podría decir que la Playa Larga de Salou es muy completa. No le faltan duchas y aseos, puestos de socorrista y alquiler de tumbonas. Por otra parte, hay varios chiringuitos/restaurantes en repartidos por la playa, así que es ideal para disfrutar de un día completo en donde también puedes alquilar un kayak o una moto de agua.

Playa de La Paella (Torredembarra)

Torredembarra es otro municipio de la Costa Dorada que suele recibir la visita de muchos turistas cuando empieza la temporada de verano. La verdad es que no me extraña, ya que tiene todos los ingredientes necesarios para ofrecer descanso y diversión a quienes se hospedan en algún hotel o apartamento de la ciudad.

La playa de La Paella, cuyo nombre no pasa desapercibido para los turistas extranjeros, es sin lugar a dudas la mejor playa de Torredembarra para ir con niños. Está ubicada en la zona de Els Munts y no solo permite disfrutar de su arena fina y de sus aguas cristalinas, sino que también es ideal para los amantes de los deportes y la naturaleza.

Tiene una extensión de 790 metros y normalmente se encuentra sitio para las toallas con facilidad, ya que tiene una anchura media de 108 metros que no está nada mal. Su poca profundidad y la tranquilidad de sus aguas explican por qué está en esta lista de mejores playas para ir con peques en la Costa Dorada. Además, es una playa con Bandera Azul que cuenta con todo tipo de servicios y facilidades de acceso, así que todo lo que se puede decir de ella es muy positivo.

5/5 (Revisión de 1)