Las haciendas suelen contar con un precioso carácter antiguo, presente en grandes estructuras arquitectónicas que permiten apreciar visualmente un poco del pasado de México, y en muchas ocasiones adecuadas como maravillosos resorts en los que disfrutar una estancia única.

Al sur de México existe una hacienda que no sólo destaca por su belleza y exclusividad, sino también por su restaurante que alberga una de las colecciones de botellas de tequila más grandes del mundo. ¡Tienes que visitarlo!

Justo a las afueras de Mérida se encuentra Chablé Resort & Spa Yucatán, una maravillosa hacienda cuya historia data del siglo XIX, restaurada en un resort característico por sus espacios de diseño contemporáneo y lujo exclusivo. Cuenta con un concepto más íntimo y privado, ofreciendo diversas casitas y villas familiares en las que disfrutar una estancia sumamente personalizada, al igual que experiencias complementarias que prometen hacer de cualquier visita inolvidable.

Definitivamente, uno de los espacios más destacables de Chablé Resort & Spa Yucatán es su restaurante Ixi’im, un recinto gastronómico de privilegio a la cocina mexicana de producto local y sabores ancestrales, cuya propuesta desarrollada por el chef Jorge Vallejo –Quintonil– asegura un alto nivel de refinamiento en cada plato. Lo mejor de todo es que no se necesita ser huésped del resort para visitarlo y disfrutar de sus especialidades tradicionales.

Foto: Ixi’im

Así como Ixi’im destaca por su menú de agricultura sustentable y cultivo orgánico, también lo hace por establecerse dentro de un recinto cuyo diseño converge perfectamente lo antiguo con lo contemporáneo. Casi todas sus paredes exponen una sorprendente colección de botellas de tequila –algunas vacías y otras llenas–, alrededor de 3700 botellas exclusivas que conforman lo que se consideraría como una de las colecciones de botellas de tequila más grandes del mundo.

Foto: Ixi’im

El aprecio por este destilado mexicano se extiende hasta las experiencias disponibles en el restaurante Ixi’im, entre ellas una cata de tequila completamente privada y personalizada. Esta se lleva a cabo en un salón privado –¡dentro del que también se pueden apreciar algunas de las botellas de la colección!–, con la guía de un sommelier experimentado quien ahonda en las diversas variedades de tequila y sus maridajes recomendados. Por lo completo de la cata y el carácter artesanal del recinto, es una actividad recomendada para todo sibarita que visite el resort.

Foto: Ixi’im
Chablé: chablehotels.com
Ixi’im: ixiimrestaurant.com

0/5 (0 Reviews)