Las zonas de interior de España ofrecen numerosas posibilidades para ser visitadas. Además de montañas, rutas de senderismo, pueblos con mucho encanto e historia… también es posible disfrutar de las piscinas naturales. Muchas son las opciones en España y que conforman un destino alternativo para vivir el verano. Además, no siempre están en la costa. También en comunidades en el interior existen estas piscinas. Aquí te hacemos unas propuestas para disfrutar de un buen baño.

Cáceres

El Valle del Jerte alberga una de las piscinas naturales más importantes de España. Es la denominada Garganta de los Infiernos. Esta piscina es una reserva natural, que llama la atención por sus numerosos saltos de agua y cascadas, así como por las 13 piscinas naturales que se han generado por la erosión de los ríos. De este modo, es posible bañarse sobre bloques de roca granítica de más de 200 millones de años de antigüedad.

Madrid

En Madrid, las opciones son múltiples. En esta ocasión, nos vamos a quedar con Las Presillas de Rascafría, que son otras de las mejores piscinas naturales de España. Situadas en el Valle de El Paular, conforman una zona de amplias praderas verdes y de baño, que está dividida en tres piscinas naturales en el cauce del río Lozoya.

Además, mientras se disfruta del baño, se pueden ver unas magníficas vistas del Pico Peñalara. Y eso no es todo porque el agua está a baja temperatura, de manera que siempre el agua está fresca por más calor que haga.

piscinas-naturales

Cuenca

La ruta también nos lleva hasta Cuenca para hacer parada en la piscina natural de Chorreras del Cabriel. Aquí es posible ver y disfrutar de unas magníficas pozas, espectaculares saltos de agua y rápidos que se abren paso en su propio cañón. Un dato a tener en cuenta es que suelen estar muy concurridas, sobre todo, durante el verano.

0/5 (0 Reviews)