España tiene magníficas playas, algunas de ellas paradisíacas. Un encanto de estas últimas que no siempre están al alcance de todas las personas. Y no es una cuestión de precio, sino de accesibilidad porque a ellas solo se puede llegar en barco. Son calas y playas que están en diferentes partes del litoral español. Aquí hacemos una compilación de las mejores propuestas.

Pensínsula

Dentro de la península, una de las opciones es Mi Señora, que está situada en el municipio de Cedeira, en A Coruña, en un lugar cercano al faro Punta Robaleira. Es una cala que se reconoce por su arena dorada y aguas tranquilas.

También en Galicia, pero en Pontevedra y, en concreto, en las islas Cíes, está la playa de Rodas, que está considerada como una de las mejores del mundo. Es un destino que destaca por su flora y fauna, entre otras características.

En Cataluña, hay varias propuestas. Una de ellas es la Cala Ferriol, que está en L’Estartit. Es llamativa porque está rodeada de un frondoso bosque de pinos, aparte de por ser poco transitada, lo que permite disfrutar de un baño relajante en unas aguas cristalinas.

playas-barco
Gerona es la provincia en la que se encuentra a su vez la Cala Futadera, que está situada entre Tossa de Mar y Sant Feliu. Conocida popularmente por ‘la cala de los 300 escalones’, tiene espectaculares vistas, aparte de unas aguas turquesas que contrastan con el verde de los árboles y el rosa de las rocas de la zona.

Ya en Valencia el recorrido nos lleva a Alicante y a la Cala Dels Testos, que se halla entre dos paredes de piedra verticales, mientras que en Andalucía se puede poner rumbo a la Cala San Pedro, en Almería, que está en el parque natural del Cabo de Gata, siendo una playa prácticamente virgen. En esta comunidad, también está la Cala del Pino, en Málaga, que está cerca de Nerja. Entre sus principales características se encuentra la arena fina y los acantilados con cientos de pequeñas cuevas ideales para bucear.

Islas

Por supuesto, en el listado no pueden faltar las islas. En Baleares, está la Cala Trebalúger, en Menorca, que es casi virgen y de arena blanca y agua turquesa, así como como la Calla Fornells, en Mallorca, que se reconoce por las aguas cristalinas y las rocas que la rodean.

En Canarias, las mejores calas para llegar y disfrutar en barco se encuentran en la Isla La Graciosa, que suelen estar poco concurridas. Entre las diferentes opciones, bien merecen una visita La Cocina o la playa de las Conchas.

0/5 (0 Reviews)