Galicia se está convirtiendo en uno de los destinos más populares para este verano, puesto que esta comunidad recibe un turismo menos masificado. Además, tiene muchos lugares para ver tanto en sus localidades interiores como en la costa. Y, por supuesto, también están sus islas. Algunas de ellas son muy conocidas, como es el caso de las Cíes, pero otras no lo son tanto. Cualquiera es una buena opción para vivir un verano a pie de playa y mar.

Islas Cíes

Las Islas Cíes son de las más famosas de Galicia por su gran belleza, además de haber protagonizado algunas de las letras de canciones de grupos musicales sobre todo de origen gallego.

Con la reapertura de la movilidad, es uno de los destinos que más está atrayendo a los turistas. Y razones no faltan en esta elección. Situadas en el inicio de la Ría de Vigo, las Islas Cíes albergan una de las playas más bonitas del país. Se trata de la playa de Rodas.

Esta playa, que es además la más extensa de estas islas, se halla en la isla del norte o Isla de Monteagudo. Con forma de media luna, destaca su arena blanca y sus aguas azules y verdes que encierran un pequeño lago de aguas transparentes que, a su vez, hace de separación entre las islas de Monteagudo y Faro. Además de estas playas, estas islas ofrecen muchas rutas de senderismo y de actividades en naturaleza.

Illa de Arousa

Otra de las islas más populares gallegas es la Illa de Arousa, que es la más grande de esta comunidad. De ella, por ejemplo, destaca el Islote de Areoso, de baja altura y formado de arena blanca, así como el Faro de Punta Cabalo, que fue construido en 1852.

A estos atractivos se suma también el Mirador O Con Do Forno, que es el punto más alto y ahí está la imagen del Corazón de Jesús “El Santo”; el Parque Natural de Carreirón con sus especies de aves o sus numerosas playas como la Area da Secada, que tiene bandera azul, o la Playa dos Espiños, que está situada en el parque natural, entre otras muchas.

Islas Ons

Las Islas Ons son quizá menos conocidas, pero bien merecen una visita porque son espectaculares gracias a su paisaje más agreste y virgen. Situadas en la Ría de Pontevedra, forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

Dentro de sus playas destacan, por ejemplo, la Playa de Melide, que es la más grande y tiene un interesante campo dunar; la Playa de Pereiró, caracterizada por su exuberante entorno; la Playa del Almacén o Das Dronas, que está cerca del muelle, o la Playa de Canexol, que tiene la curiosidad de estar bajo el castro y cementerio de esta isla.

Isla de la Toja

La Isla de la Toja es otra de las más conocidas y populares por sus aguas termales. De hecho, su balneario es uno de los principales puntos de atracción de turistas, que también disfrutan de su campo de golf y casino.

Otras opciones de ocio en la isla son las excursiones en barco por la Ría para ver la fauna marina o bien conocer, por ejemplo, cómo se cultiva el mejillón.

Otras propuestas

Además de estas islas, aún hay otras propuestas turísticas interesantes. Muy atrayentes son las Islas Sisargas, situadas en plena Costa da Morte, y que son de naturaleza escarpada, lo que propicia los acantilados. Son Zona de Especial Protección de las Aves, pudiendo ver diferentes especies de gaviotas.

El recorrido también nos lleva a la Isla de San Simón, situada en la Ría de Vigo, que forma parte del archipiélago de San Simón, que cuenta con una historia de interés. No en vano, fue empleada como monasterio, lazareto e, incluso, cárcel. Hoy en día, las islas son Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico desde el 29 de julio de 1999.

0/5 (0 Reviews)